Dr. Ihaleakala Hew Len

Dr. Hew Len

Dr. Hew Len

Un hombre sencillo y bondadoso; un adorable abuelo, ahora con más de 70 años, es un chaman venerable que dedico su vida a entregar sus conocimientos  y actualizar sus conceptos.  Primero al lado de Morrnah Simeona como su discípulo, desde 1982 hasta 1992 cuando ella falleció;  luego como profesor y conferencista, llevando  a todas partes del mundo la versión actualizada de Ho'oponopono.  Su trabajo como educador está inspirado en el sencillo pero efectivo proceso de Ho'oponopono y la auto-identidad, SITH.

Su experiencia por más de 4 años en el trabajo que realizó con los pacientes del pabellón de enfermos mentales considerados de alta peligrosidad,  en el hospital estatal (Hawaii State Hospital) fue muy reveladora. 

Nadie quería trabajar allí, y los índices de abandono del trabajo eran muy altos por los riesgos con los pacientes y los frecuentes casos de agresión al personal médico y administrativo.  Era un ambiente poco placentero. El doctor Len, asumió su tarea. Al final muchos pacientes pudieron mejorar y regresar a casa; otros empezaron a reducir las dosis de medicamento, poco a poco se requirió menos personal, pues los pacientes eran cada vez menos.  Hoy ese pabellón está cerrado.

El doctor Hew Len asumió el cargo de psicólogo; solicito una oficina para estudiar los casos de cada paciente y prometió que se reuniría con frecuencia con el personal médico para llevar a cabo su labor. Mientras revisaba uno a uno el historial de de los pacientes practicaba en ellos los principios de Ho'oponopono y la auto-sanación.

Nunca se vio con ellos, pero la situación fue mejorando cada día; los índices de violencia bajaron y quienes laboraban allí disfrutaban de su trabajo al ver los resultados.  Cómo lo hizo? “Sanando en mi la parte que había creado sus enfermedades” dijo el doctor Len.  Afirmaba que la total responsabilidad, significa ser 100% responsable de todo lo que está presente en tu vida y en tu camino.

Lo siento y te amo

Qué era lo que hacía mientras analizaba a cada uno de sus pacientes?  Repetía: “Lo siento y te amo” una y otra vez, cientos de veces.  Cuando te amas a ti mismo, te mejoras a ti mismo, y por ende mejoras tu mundo, todo lo que te rodea.

Cuando pronuncias estas sencillas palabras es a ti a quien amas, es contigo ese dialogo, es para limpiar en ti esa realidad creada y el resultado obra en todo tu entorno.

Hoy en día, el doctor Len aún atiende algunas entrevistas, imparte sus enseñanzas, y comparte sus experiencias.  Asiste a algunos de los seminarios que organizan sus alumnos, pues considera que todos los días aprende algo nuevo.

 

Aloha.